Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

Nuestra sangra

Conoceremos sus funcionamiento
el Corazon y sus cavidades

ÍNDICE

Funciones de la sangre
estructura y funcion de los vasos sanguineos
introducion
Circulacion pulmonar y circulacion sistematica: las vias y la funcion del flujo sanguine

La sangre es tejido conectivo líquido que circula a través del sistema cardiovascular. En los seres humanos adultos, hay aproximadamente 5 litros de sangre circulando por el corazón y los vasos sanguíneos. Como cualquier tejido conectivo, la composición de la sangre consiste en células y matriz extracelular. Las células sanguíneas, también llamadas elementos formes, son los eritrocitos (glóbulos rojos), leucocitos (glóbulos blancos) y los trombocitos (plaquetas). La sangre se produce en la médula ósea roja. El componente extracelular de la sangre es un líquido y conocido como plasma.

Introducion

6. La sangre lleva productos de desecho a los riñones y el hígado

7. Los glóbulos rojos son las células vivas más numerosas de la sangre

8. Los glóbulos blancos protegen al cuerpo de los agentes patógenos

5. Las plaquetas coagulan la sangre en los sitios donde se produjeron lesiones

4. La sangre regula la temperatura corporal

3. La sangre transporta nutrientes y hormonas

2. La sangre proporciona oxígeno a las células del cuerpo y elimina el dióxido de carbono

1. La sangre es tejido conectivo líquido

Funciones de la sangre

El intercambio de gases, nutrientes y desechos entre la sangre y los tejidos ocurre en los capilares

El bombeo constante del corazón mantiene la presión arterial y la irrigación de todo el cuerpo

Las venas llevan la sangre de regreso al corazón

La sangre oxigenada sale del corazón a través de las arterias

Hay tres tipos principales de vasos sanguíneos: Arterias, venas y capilares

Estructura y funcion de los vasos sanguineos

+ info

+ info

+ info

+ info

Circulacion pulmonar y circulacion sistemica: las vias y la funcion del flujo sanguineo

el circuito pulmonar solo transporta sangre entre el corazon y los pulomns

El circuito sistemica se distribuye por todo cuerpo

Circulacion pulmonar y circulacion sistemica

El corazon brinda el impulso para ambas circulacion

El corazon y sus cavidades

Nuestro corazón está formado por cuatro cavidades, dos superiores llamadas aurículas y dos inferiores o ventrículos. Además, una pared interna de tejido divide el corazón en dos secciones, creando así un lado derecho y uno izquierdo, cada uno con una aurícula y un ventrículo. A su vez, las aurículas están separadas por un tabique interauricular y los ventrículos por uno interventricular. Esa división ‘en cruz’ es lo que delimita claramente las cuatro cavidades del corazón humano y permite reconocer la función que cumple cada una de ellas. Para el correcto flujo sanguíneo de entrada y salida desde o hacia el corazón y también para el intercambio que se realiza entre aurículas y ventrículos en el proceso de oxigenación de la sangre, el órgano cuenta con cuatro válvulas: mitral, tricúspide, pulmonar y aórtica, que se encargan de regular ese flujo y de que se realice siempre en la dirección correcta.

La circulación pulmonar moviliza la sangre entre el corazón y los pulmones. Transporta sangre desoxigenada a los pulmones para absorber oxígeno y liberar dióxido de carbono. La sangre oxigenada luego regresa al corazón. La circulación sistémica moviliza la sangre entre el corazón y el resto del cuerpo. Envía sangre oxigenada a las células y permite el retorno de la sangre desoxigenada al corazón.

Las venas son vasos del sistema circulatorio que apoyan la circulación transportando la sangre hacia el corazón.

La sangre que fluye por el sistema circulatorio transporta nutrientes, oxígeno y agua a las células de todo el cuerpo. El recorrido podría comenzar y terminar en el corazón, pero los vasos sanguíneos llegan a todas las partes vitales en su trayecto. Estas arterias, venas y capilares forman una gran red de conductos.

El corazón bombea sangre oxigenada desde el ventrículo izquierdo a la aorta para iniciar la circulación sistémica. Después de que la sangre ha suministrado oxígeno y nutrientes a las células de todo el cuerpo, retorna desoxigenada a la aurícula derecha del corazón. La sangre desoxigenada desciende de la aurícula derecha al ventrículo derecho. Luego el corazón la bombea desde el ventrículo derecho hacia las arterias pulmonares para iniciar la circulación pulmonar. La sangre se desplaza hacia los pulmones, intercambia dióxido de carbono por oxígeno y regresa a la aurícula izquierda. La sangre oxigenada desciende de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo que se encuentra más abajo, para comenzar nuevamente la circulación sistémica.

El ventrículo izquierdo del corazón bombea sangre oxigenada hacia la aorta. Desde allí, la sangre pasa a través de las arterias principales, que se ramifican en arterias musculares y luego en arteriolas microscópicas. Las arteriolas se ramifican en redes de capilares, aportan oxígeno y nutrientes a los tejidos. Las paredes de las arterias son más gruesas que las paredes de las venas, y tienen más tejido elástico y muscular liso. Esta estructura les permite a las arterias dilatarse a medida que la sangre es bombeada a través de ellas.

En el circuito pulmonar, la sangre desoxigenada sale del ventrículo derecho del corazón y pasa a través del tronco de la arteria pulmonar. El tronco de la arteria pulmonar se divide en las arterias pulmonares derecha e izquierda. Estas arterias transportan la sangre desoxigenada a las arteriolas y lechos capilares en los pulmones. Allí, el dióxido de carbono es liberado y se absorbe oxígeno. La sangre oxigenada luego pasa de los lechos capilares por las vénulas hacia las venas pulmonares. Las venas pulmonares la transportan a la aurícula izquierda del corazón. Las arterias pulmonares son las únicas arterias que transportan sangre desoxigenada, y las venas pulmonares son las únicas venas que transportan sangre oxigenada.

Después de que los capilares liberan oxígeno y otras sustancias de la sangre a los tejidos del cuerpo, conducen a la sangre nuevamente hacia las venas. Primero la sangre ingresa a ramas venosas microscópicas denominadas vénulas. Las vénulas conducen la sangre hacia las venas, que la transportan de regreso al corazón a través de las venas cavas. Las paredes de las venas son más delgadas y menos elásticas que las paredes de las arterias. La presión que empuja la sangre por las venas no es tan alta. De hecho, hay válvulas dentro de la luz de las venas para impedir el reflujo de sangre.

En el circuito sistémico, la sangre oxigenada es bombeada desde el ventrículo izquierdo del corazón hacia la aorta, la arteria más grande del cuerpo. La sangre se desplaza desde la aorta por las arterias sistémicas, y luego a las arteriolas y lechos capilares que irrigan los tejidos del cuerpo. Aquí, el oxígeno y los nutrientes son liberados y se absorben el dióxido de carbono y otras sustancias de desecho. La sangre desoxigenada luego se desplaza de los lechos capilares por las vénulas hacia las venas sistémicas. Las venas sistémicas desaguan en las venas cava inferior y superior, las venas más grandes del cuerpo. Las venas cava transportan sangre desoxigenada a la aurícula derecha del corazón.

La sangre que se desplaza por el sistema circulatorio ejerce presión en las paredes de los vasos sanguíneos. La presión arterial es el resultado de la fuerza del flujo de sangre generada por el corazón que bombea la sangre y la resistencia de las paredes de los vasos sanguíneos. Cuando el corazón se contrae, bombea sangre a través de las arterias. La sangre empuja contra las paredes del vaso y fluye más rápido con esa alta presión. Cuando los ventrículos se relajan, son las paredes de los vasos las que empujan al disminuir la presión. El flujo de sangre disminuye su velocidad con esta baja presión.