Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

Con la firma del Tratado de Versalles, los territorios de Alsacia y Lorena (gobernados por Alemania durante las últimas décadas), fueron devueltos a Francia.

Tras la firma del Tratado de Versalles, Alemania quedó dividida en dos por un pasillo que se le otorgó a Polonia como salida directa al mar.

El Tratado de Versalles dictó la desmilitarización de Renania ( la frontera de Alemania con Francia), la reducción del ejército alemán y el pago de las reparaciones de la guerra.

El Tratado de San Germain con Austria confirmó el final del Imperio austrohúngaro y la aparición de nuevos Estados en Europa Central ( Austria, Checoslovaquia, Hungría y Yugoslavia). Además se prohibió de manera explícita una posibles unión de Austria con Alemania.

El Tratado de Trianon obligó a Hungría a ceder gran parte de su territorio a Rumanía, Checoslovaquia y Yugoslavia.

El Tratado de Neuily determinó que Bulgaria renunciara a su salida al mar Egeo en favor de Grecia.

El Tratado de Sèvres contempló la desaparición del Imperio Otomano, que quedó reducido a la República de Turquía. Los territorios otomanos de Irak, Jordania, Palestina y Siria fueron repartidos entre Reino Unido y Francia, bajo la figura de Mandatos de la Sociedad de Naciones.

La reacción turca al Tratado de Sèvres, liderada por Mustafá Kemal Ataürk, llevó a la firma del Tratado de Lausana en 1923. Con este tratado, Turquía recuperó parte de la peninsula de Anatolia en Asia y de Tracia en Europa. Mustafá Kemal Ataürk

En este mapa podemos observar los cambios que sufrió Europa a nivel territorial tras finalizar la Primera Guerra Mundial con la firma de diferentes tratados y cómo cambiaron las fronteras de muchos países del continente.

Colores: Azul oscuro: Tratado de Versalles Azul clarito: Tratado de San Germain Naranja: Tratado de Trianon Rosa: Tratado de Neuily Verde clarito: Tratado de Sèvres Verde oscuro: Tratado de Lausana Rojo: Tratado de Brest-Litosk

Con la firma del Tratado de Brest-Litosk en 1918 entre Alemania y Rusia, Rusia sale de la guerra y reconoce la independencia de varios países: Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania y Polonia.