Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

GÉNEROS CINEMATOGRÁFICOS

El Cine Documental Puede considerarse su origen en las películas de los Lumière (La salida de la fábrica Lumière en Lyon, 1895). No tienen por qué seguir necesariamente la realidad, sino contarla. Si la narración se produce desde el punto de vista del director se conoce como “documental de autor”. Incorpora una visión subjetiva. Algunos ejemplos son Nanuk el Esquimal (Robert Flaherty, 1922), Baraka (Ron Fricke, 1992) o I Am Not Your Negro (Raoul Peck, 2016).

El Cine Fantástico o de Ciencia Ficción Propone una versión fantasiosa de la realidad, la vida extraterrestre, realidades paralelas, etc. Ejemplos ejemplos son La mosca (Kurt Neumann, 1958), 2001 Odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968), E.T., el extraterrestre (Steven Spielberg, 1982), o la saga de Star Wars.

El Cine de Aventuras Su objetivo es hacer llegar a los espectadores las aventuras épicas y los peligros vividos por un héroe o grupo de héroes. Al no tener una ambientación específica, puede desarrollarse en diversos contextos, como policíaco, histórico, bélico o fantástico. Esto hace que aparezcan numerosos subgéneros. Ejemplos de cine de aventuras son numerosas producciones sobre Tarzán, como Tarzán de los Monos (W. S. Van Dyke, 1932), Conan el Bárbaro (John Milus, 1982), la saga de Indiana Jones (Steven Spilberg, 1981, 1984, 1989) o, más recientemente, la saga de El Señor de los Anillos (Peter Jackson, 2001, 2002, 2003).

El Western Es el género más típicamente norteamericano. Está vinculado a un período característico de la historia de EEUU: la conquista del Oeste, que implicó el choque frontal con los indios, en origen propietarios de aquellos territorios. El género ha sido idealizado hasta el punto de perder en ocasiones el contacto con la realidad. Algunos ejemplos recientes son Sin Perdón (Clint Eastwood, 1992), Django desencadenado (Quentin Tarantino, 2012) o los Odiosos 8 (Quentin Tarantino, 2015).

La Comedia Tiene su origen en el cine cómico (El regador regado, de los hermanos Lumiére). Su objetivo es entretener y divertir al público. Algunos ejemplos son El Gran Dictador (Charles Chaplin, 1940), La vida de Brian (Terry Jones, 1979), Tienes un e-mail (Nora Ephron, 1998), “Un día inolvidable (Michael Hoffman, 1996), White Chicks (Keenen Ivory Wayans, 2004), etc.

El Cine Negro y Policíaco Gira en torno a la lucha contra el crimen. Suelen aparecer el detective sagaz, los mafiosos, o el policía sometido a las tensiones de una sociedad corrupta. Suele alejarse del planteamiento del bueno muy bueno y el malo muy malo (muchas veces los personajes son antiheroes). La primera etapa se caracteriza por su reflejo de la lucha contra el crimen organizado (Scarface, el terror del hampa, 1932, Howard Hawks). A medida que el género fue avanzando en el tiempo, las dosis de violencia (Anatomía de un asesinato, Otto Preminger, 1959). A partir de los 70, el género en estado puro tendió a desaparecer. No obstante, algunos cineastas rescataron sus elementos esenciales (Chinatown, Roman Polansky, 1974).

El Musical Este género se caracteriza por incluir canciones y coreografías como parte fundamental de su desarrollo. Está relacionado con el teatro musical.Algunos ejemplos son West Side Story (1961), Cabaret, (1972), Fiebre del sábado noche, 1977 o Grease (1978).

El Cine Histórico El cine histórico es un producto imaginativo, donde se da forma al pasado para crear un telón de fondo para una historia. Por lo tanto, no puede ser utilizado para estudiar la historia, aunque sí puede acercarla al público si se realiza adecuadamente. Los tres momentos históricos más tratados son la antigüedad greco-romana (La caída del Imperio Romano, Anthony Mann, 1964, Espartaco, Stanley Kubrick, 1960), la edad media (Braveheart, Mel Gibson, 1995) y la II Guerra Mundial (Salvar al soldado Ryan, Steven Spielberg, 1998).

El Drama Trata situaciones generalmente no épicas en un contexto serio. Es difícil que alguna vez un espectador no se identifique con esas historias. Algunas obras representativas son: La Gran Ilusión (Jean 1937), Las uvas de la ira (John Ford, 1940), Casablanca (Michael Curtiz 1943), Viridiana (Luis Buñuel 1961), o La lista de Schindler (Steven Spielberg, 1993).

El Cine de Dibujos Animados Más que una temática, se trata de una técnica, en la que se sustituye a los actores y los escenarios reales por ilustraciones, marionetas, muñecos o creaciones digitales. Algunos ejemplos más recientes son Mulán (Disney, 1998), Monstruos SA (Disney y Pixar, 2001) o Klaus (Netflix, 2019).

El Cine de Terror Su fin es inducir sensaciones de inquietud, temor y sobresalto en el espectador. Algunas referencias son: Gabinete del doctor Caligari (Robert Wiene, 1919), Psicosis (Alfred Hitchcok, 1961), La semilla del diablo (Roman Polanski, 1968) El exorcista (William Friedkin , 1973), Pesadilla en Elm Street (Wes Craven, 1984) o El silencio de los corderos (Jonathan Demme, 1990).

© Imagen de fondo: Lucas Pezeta