Want to make creations as awesome as this one?

More creations to inspire you

NORMANDY 1944

Horizontal infographics

LIZZO

Horizontal infographics

BEYONCÉ

Horizontal infographics

ONE MINUTE ON THE INTERNET

Horizontal infographics

SITTING BULL

Horizontal infographics

RUGBY WORLD CUP 2019

Horizontal infographics

Transcript

RUTA DE ATENCIÓN PROTECCIÓN DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES DE ASPAEN

Ambientes protegidos: niños, niñas y adolescentes felices

Situación Tipo 3

Situación Tipo 2

Situación Tipo 1

PROMOCIÓN Y

PREVENCIÓN

PROMOCIÓN Y

PREVENCIÓN

INFORMACIÓN

DECISIÓN

ACCIONESPROTOCOLO PRELATURA DEL OPUS DEI

ACCIONES ASPAEN ENFOQUE PERSONALIZADO

ACTIVAR

1

2

3

1

2

4

1

2

3

3

4

5

6

7

8

5

6

4

5

RECORRIDO DE LA RUTA Cada uno de las estaciones responde a la necesidad de asistir oportunamente a los miembros de la comunidad educativa frente a las situaciones que afectan la Convivencia Escolar, especialmente las relacionadas con el maltrato de los NNA, que incluye las violencias basadas en género. Situación tipo 1 (Color verde) Son conflictos manejados inadecuadamente y situaciones esporádicas que inciden negativamente en el clima escolar. No generan daños al cuerpo p a la salud física y mental. ESTACIÓN 1 Detener la situación de agresión o conflicto manejado de forma inadecuada.

Activar protocolo situaciones tipo 2:

  • Remitir la situación a las autoridades administrativas cuando se requieran medidas de restablecimiento de derechos
  • Adoptar medidas de protección para los involucrados para evitar posibles acciones en su contra.
  • Generar espacios para exponer y precisar lo sucedido.
  • Determinar acciones restaurativas para la reparación de los daños causados, el restablecimiento de los derechos y la reconciliación.
  • El comité de convivencia escolar realizará el análisis del caso y seguimiento de las soluciones.

7. Adoptar e implementar acciones de promoción y prevención.

3. Informar a la Policía Nacional o a la Fiscalía General de la Nación. Fiscalía: Click Aquí Policía: Click Aquí

4. Informar al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar: Click Aquí

El protocolo se activa cuando se conoce un caso, el medio por el que llega ese caso puede ser directa, indirecta o anónima; durante todo el proceso se tiene en cuenta los 5 NO, para garantizar la protección de los NNA Información directa: Cuando el colaborador de Aspaen puede percibir con los sentidos en el NNA. * Identificación de signos de violencia sexual. * Información aportada directamente por la víctima. Información indirecta: Cuando el colaborador de Aspaen se entera por medio de otra persona, puede ser un compañero del NNA, un padre de familia/cuidador, un comentario/imagen en una red social. * Información aportada por un tercero Información anónima: Cuando al colaborador de Aspaen le llega un mensaje sin identificación por cualquier medio, bien sea físico o virtual. * Por cualquier medio RECUERDE a lo largo de todo el proceso los 5 NO que aplica en todos casos: 1. No minimizar: Escuchar con atención, respeto y disposición para actuar en lo que se requiera a quién está siendo agredido o del tercero que lo percibe y pide ayuda. 2. No rotular: En dos sentidos, el primero se refiere al hacer juicios cuando se escucha el relato que le quitan credibilidad al mismo, expresiones como "siempre pasa con esa persona", "otra vez viene con lo mismo", "no creo en lo que dice". El otro sentido es al usar expresiones que definen a la persona por el suceso del cuál fue víctima o victimario. Por ejemplo: "la niña que fue abusada", "el acosador". Todas las personas deben ser llamadas por su nombre y no por los hechos que realiza, especialmente en estos casos en los que NO se ha comprobado. 3. No amenazar con medidas disciplinarias: Primero la persona, después la norma. Las medidas disciplinarias se tomarán según los protocolos publicados y ampliamente conocidos, no hace falta mencionarlos y mucho menos en tono de amenaza. 4. No hacer público el caso: Quienes atienden el caso, deben guardar confidencialidad máxima y respeto a la dignidad de la víctima. Si el caso se da a conocer públicamente por medio de la víctima o su familia, el Colegio sigue el protocolo de manejo de crisis. 5. No re victimizar: Dejar que él mismo exprese lo que pueda en ese momento, sin alarmarse y escuchando desde el amor y la contención. Expresarle que lo mejor que pudo hacer es contar lo que estaba viviendo y que harán lo necesario para que esto no vuelva a suceder. También puede ser relevante colaborar con expresiones que quiten toda culpa por lo sucedido o temor por haberlo revelado.

De acuerdo a la situación que ha sido informada, esta matriz le ayudará a definir qué tipo de ruta debe activar, según lo requerido por la Ley 1620 (situaciones al interior de la Institución) y los tipos de Maltrato infantil (son los mismos en todos los entornos: familiar, educativo y/o comunitario). Después de decidir el tipo de situación, es necesario preguntarse ¿Quién es el presunto agresor? En caso de ser un colaborador: directivo, docente, administrativo, servicios generales y/o sacerdote. Se deben realizas las acciones que encontrará en las banderas rojas, que corresponden a los protocolos de acción inmediata de la Prelatura.

PASO 4: ACTIVAR Después de identificar el tipo de ruta, se procede a la activación de la ruta de forma inmediata porque lo que está en juego es la integridad física y/o afectiva del NNA. El rector es el responsable de activar las tres rutas. En caso que el rector esté involucrado en la denuncia, la activación de la ruta estará a cargo de el/la director/a integral de la sección a la que pertenece el niño, niña o adolescente vulnerado o en su defecto por cualquiera de los directores integrales. Este protocolo contempla la actuación de los diferentes actores que velan por los NNA: Ministerio de Educación Nacional (Ley 1620): Representado en los carriles y puntos, color verde (tipología 1), color azul (tipología 2) y color rojo (tipología 3). La información fue tomada de la ruta de atención para presuntos casos Tipo III de Violencias Basadas en Género[1] y de los numerales a) al m) del apartado III de la Directriz No 1 del Ministerio de Educación Nacional. Prelatura: Sólo se activa para las situaciones tipo 3. ¿Por qué se activa este protocolo? “El inspirador de nuestro ideal educativo es San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador de la prelatura del Opus Dei. Su espíritu y ejemplo han sido los pilares sobre los cuales se han construido los preescolares y colegios de Aspaen en Colombia”[2]. Por tanto, todos los casos que se presenten en las Instituciones serán referenciados como “Colegios del Opus Dei”, de ahí la necesidad de activar los protocolos de acción inmediata que han sido enviados por la oficina del Vicario Regional y Directrices del Prelado del Opus Dei[3], para promover la protección de los niños, niñas y adolescentes. Las acciones a realizar se pueden identificar en las banderas color rojo que aparecen a lo largo de las rutas. Colegio/Pre Escolar: Se pueden identificar en las banderas color amarillo que aparecen a lo largo de las rutas, son acciones que complementan la ruta del Ministerio en procura de una mejor atención, basada en el enfoque pedagógico de educación personalizada. [1] Protocolos para el abordaje pedagógico de situaciones de riesgo en el marco de la Ruta de Atención Integral para la Convivencia Escolar. [2] https://aspaen.edu.co/lo-que-nos-inspira/ [3] https://opusdei.org/es-co/article/protocolo-de-proteccion-de-menores/

2. Llamar a la línea 123, para reportar el caso, lograr la atención médica

Activar protocolo situaciones tipo 3:

  • Citar a los integrantes del Comité de Convivencia y ponerlos en conocimiento del caso.
  • Adoptar las medidas propias para proteger a la víctima, a quien se le atribuye la agresión y a las personas que hayan informado o hagan parte de la situación presentada.
  • Realizar seguimiento por parte del Comité de Convivencia, de la autoridad que asuma el conocimiento y del comité municipal, distrital o departamental de convivencia escolar que ejerza jurisdicción sobre el establecimiento educativo.

5. Denunciar ante la comisaría de Familia Contactar los medios de comunicación ofrecidos por la Comisaría de Familia de su ciudad.

En caso que el posible agresor sea un colaborador: directivo, docente, administrativo, servicios generales y/o sacerdote, se deben activar los protocolos[1] de acción inmediata que han sido enviados por la oficina del Vicario Regional y Directrices del Prelado del Opus Dei, para promover la protección de los niños, niñas y adolescentes en los diferentes colegios de Aspaen. Informar del caso al Coordinador de Protección de Menores. Presbítero Gustavo Posada González (gustavposada@gmail.com) y/o la coordinadora adjunta la doctora Marta Rocío González Hernández (cmartha.gonzález@unisabana.edu.co) [1] Protocolo de Protección de Menores Opus Dei. https://opusdei.org/es-co/article/protocolo-de-proteccion-de-menores/

2. Realizar mediación pedagógica - reflexión.

3. Establecer acuerdo de convivencia, incluso para quiénes observaron el hecho.

5. Realizar seguimiento y garantizar trayectoria educativa a la víctima y al victimario si es otro estudiante.

¿Se presentaron daños al cuerpo o la salud? Si la respuesta es positiva: Solicite ayuda a urgencias o cualquier contacto de salud. Si la respuesta es negativa: Establecer acuerdos de convivencia o compromisos para el o los victimarios.

4. Para las situaciones en los que hay daño al cuerpo o la salud: Ofrecer primeros auxilios psicológicos y contención emocional para posible crisis de la ó las víctimas.

5. Adoptar e implementar acciones de promoción y prevención.

6. Reportar al Sistema de Información Unificado para la Convivencia Escolar. Click: Aquí

PROTECCIÓN 1. Se ofrecerá a estas personas acompañamiento espiritual, asistencia médica, psicológica y social, así como información de carácter legal. 2. Se orientará acerca de los trámites procesales en vía canónica y civil. 3. Se resguardará la imagen y el nombre del denunciante / víctima. 4. Se informará a las mismas personas, si así lo solicitan, sobre la conclusión de la investigación y el desarrollo de las actuaciones posteriores. 5. Cuando haya motivos para creer que los delitos pueden repetirse, se deben tomar sin demora las medidas de precaución adecuadas conforme a Derecho.

RESULTADOS Si la investigación confirma al menos la verosimilitud del posible delito que llevó a abrirla, el Vicario Regional proseguirá el procedimiento canónico que corresponde según el Derecho e informará a las autoridades civiles competentes. Toda persona que resulte declarada culpable de cometer un delito de abuso contra un menor o persona vulnerable será destituida de sus cargos o encargos apostólicos o pastorales. Sin embargo, se le ofrecerá apoyo adecuado para su rehabilitación psicológica y espiritual, así como para su reintegración social.

En caso que el posible agresor sea un colaborador: directivo, docente, administrativo, servicios generales y/o sacerdote, se deben activar los protocolos de acción inmediata que han sido enviados por la oficina del Vicario Regional y Directrices del Prelado del Opus Dei, para promover la protección de los niños, niñas y adolescentes en los diferentes colegios de Aspaen. Las acciones a realizar se pueden identificar en las banderas color rojo que aparecen a lo largo de las rutas. ACTIVACIÓN RUTA Informar del caso al Coordinador de Protección de Menores. Presbítero Gustavo Posada González (gustavposada@gmail.com) y/o la coordinadora adjunta la doctora Marta Rocío González Hernández (cmartha.gonzález@unisabana.edu.co)

En caso que el posible agresor sea un colaborador: directivo, docente, administrativo, servicios generales y/o sacerdote, se deben activar los protocolos de acción inmediata que han sido enviados por la oficina del Vicario Regional y Directrices del Prelado del Opus Dei, para promover la protección de los niños, niñas y adolescentes en los diferentes colegios de Aspaen. Las acciones a realizar se pueden identificar en las banderas color rojo que aparecen a lo largo de las rutas. ACTIVACIÓN RUTA Informar del caso al Coordinador de Protección de Menores. Presbítero Gustavo Posada González (gustavposada@gmail.com) y/o la coordinadora adjunta la doctora Marta Rocío González Hernández (cmartha.gonzález@unisabana.edu.co)

1. Informar a los padres de familia de la situación presentada. En caso que la familia esté involucrada, hacerlo con el otro acudiente responsable del menor. Tipo I: Director/a de grupo. Después de finalizar el proceso establecido según el manual de convivencia. Tipo II: Coordinador/a de nivel ó Director/a nivel. Después de finalizar el proceso establecido según el manual de convivencia. Tipo III: Rector. De forma inmediata. 2. Ofrecer primeros auxilios psicológicos y contención emocional para posible crisis de la ó las víctimas. RECUERDE a lo largo de todo el proceso los 5 NO que aplica en todos casos: 1. No minimizar: Escuchar con atención, respeto y disposición para actuar en lo que se requiera a quién esta siendo agredido o del tercero que lo percibe y pide ayuda. 2. No rotular: En dos sentidos, el primero se refiere al hacer juicios cuando se escucha el relato que le quitan credibilidad al mismo, expresiones como "siempre pasa con esa persona", "otra vez viene con lo mismo", "no es fiar lo que dice". El otro sentido es al usar expresiones que definen a la persona por el suceso del cuál fue víctima o victimario. Por ejemplo: "la niña que fue abusada", "el acosador". Todas las personas deben ser llamadas por su nombre y no por los hechos que realiza, especialmente en estos casos en los que NO se ha comprobado. 3. No amenazar con medidas disciplinarias: Primero la persona, después la norma. Las medidas disciplinarias se tomarán según los protocolos publicados y ampliamente conocidos, no hace falta mencionarlos y mucho menos en tono de amenaza. 4. No hacer público el caso: Quienes atienden el caso, deben guardar confidencialidad máxima y respeto a la dignidad de la víctima. Si el caso se da a conocer públicamente por medio de la víctima o su familia, el Colegio sigue el protocolo de manejo de crisis. 5. No re victimizar: Dejar que él mismo exprese lo que pueda en ese momento, sin alarmarse y escuchando desde el amor y la contención. Expresarle que lo mejor que pudo hacer es contar lo que estaba viviendo y que harán lo necesario para que esto no vuelva a suceder. También puede ser relevante colaborar con expresiones que quiten toda culpa por lo sucedido o temor por haberlo revelado.

Reportar al Sistema de Información Unificado para la Convivencia Escolar. Click: Aquí

8. Realizar seguimiento y garantizar trayectoria educativa a la víctima y al victimario si es otro estudiante.

6. Realizar seguimiento y garantizar trayectoria educativa a la víctima y al victimario si es otro estudiante.

4. Adoptar e implementar acciones de promoción y prevención.

RECUERDE a lo largo de todo el proceso los 5 NO que aplica en todos casos: 1. No minimizar: Escuchar con atención, respeto y disposición para actuar en lo que se requiera a quién esta siendo agredido o del tercero que lo percibe y pide ayuda. 2. No rotular: En dos sentidos, el primero se refiere al hacer juicios cuando se escucha el relato que le quitan credibilidad al mismo, expresiones como "siempre pasa con esa persona", "otra vez viene con lo mismo", "no es fiar lo que dice". El otro sentido es al usar expresiones que definen a la persona por el suceso del cuál fue víctima o victimario. Por ejemplo: "la niña que fue abusada", "el acosador". Todas las personas deben ser llamadas por su nombre y no por los hechos que realiza, especialmente en estos casos en los que NO se ha comprobado. 3. No amenazar con medidas disciplinarias: Primero la persona, después la norma. Las medidas disciplinarias se tomarán según los protocolos publicados y ampliamente conocidos, no hace falta mencionarlos y mucho menos en tono de amenaza. 4. No hacer público el caso: Quienes atienden el caso, deben guardar confidencialidad máxima y respeto a la dignidad de la víctima. Si el caso se da a conocer públicamente por medio de la víctima o su familia, el Colegio sigue el protocolo de manejo de crisis. 5. No re victimizar: Dejar que él mismo exprese lo que pueda en ese momento, sin alarmarse y escuchando desde el amor y la contención. Expresarle que lo mejor que pudo hacer es contar lo que estaba viviendo y que harán lo necesario para que esto no vuelva a suceder. También puede ser relevante colaborar con expresiones que quiten toda culpa por lo sucedido o temor por haberlo revelado.

Si el agresor es un trabajador de la Institución Educativa - mientras se realiza la investigación respectiva - debe apartarse del ejercicio del cargo y al finalizar la investigación tomar las medidas disciplinarias del caso. Las acciones a realizar son las indicadas por la Dirección de Desarrollo Humano de Aspaen. RECUERDE a lo largo de todo el proceso los 5 NO que aplica en todos casos: 1. No minimizar: Escuchar con atención, respeto y disposición para actuar en lo que se requiera a quién esta siendo agredido o del tercero que lo percibe y pide ayuda. 2. No rotular: En dos sentidos, el primero se refiere al hacer juicios cuando se escucha el relato que le quitan credibilidad al mismo, expresiones como "siempre pasa con esa persona", "otra vez viene con lo mismo", "no es fiar lo que dice". El otro sentido es al usar expresiones que definen a la persona por el suceso del cuál fue víctima o victimario. Por ejemplo: "la niña que fue abusada", "el acosador". Todas las personas deben ser llamadas por su nombre y no por los hechos que realiza, especialmente en estos casos en los que NO se ha comprobado. 3. No amenazar con medidas disciplinarias: Primero la persona, después la norma. Las medidas disciplinarias se tomarán según los protocolos publicados y ampliamente conocidos, no hace falta mencionarlos y mucho menos en tono de amenaza. 4. No hacer público el caso: Quienes atienden el caso, deben guardar confidencialidad máxima y respeto a la dignidad de la víctima. Si el caso se da a conocer públicamente por medio de la víctima o su familia, el Colegio sigue el protocolo de manejo de crisis. 5. No re victimizar: Dejar que él mismo exprese lo que pueda en ese momento, sin alarmarse y escuchando desde el amor y la contención. Expresarle que lo mejor que pudo hacer es contar lo que estaba viviendo y que harán lo necesario para que esto no vuelva a suceder. También puede ser relevante colaborar con expresiones que quiten toda culpa por lo sucedido o temor por haberlo revelado.

RECUERDE a lo largo de todo el proceso los 5 NO que aplica en todos casos: 1. No minimizar: Escuchar con atención, respeto y disposición para actuar en lo que se requiera a quién esta siendo agredido o del tercero que lo percibe y pide ayuda. 2. No rotular: En dos sentidos, el primero se refiere al hacer juicios cuando se escucha el relato que le quitan credibilidad al mismo, expresiones como "siempre pasa con esa persona", "otra vez viene con lo mismo", "no es fiar lo que dice". El otro sentido es al usar expresiones que definen a la persona por el suceso del cuál fue víctima o victimario. Por ejemplo: "la niña que fue abusada", "el acosador". Todas las personas deben ser llamadas por su nombre y no por los hechos que realiza, especialmente en estos casos en los que NO se ha comprobado. 3. No amenazar con medidas disciplinarias: Primero la persona, después la norma. Las medidas disciplinarias se tomarán según los protocolos publicados y ampliamente conocidos, no hace falta mencionarlos y mucho menos en tono de amenaza. 4. No hacer público el caso: Quienes atienden el caso, deben guardar confidencialidad máxima y respeto a la dignidad de la víctima. Si el caso se da a conocer públicamente por medio de la víctima o su familia, el Colegio sigue el protocolo de manejo de crisis. 5. No re victimizar: Dejar que él mismo exprese lo que pueda en ese momento, sin alarmarse y escuchando desde el amor y la contención. Expresarle que lo mejor que pudo hacer es contar lo que estaba viviendo y que harán lo necesario para que esto no vuelva a suceder. También puede ser relevante colaborar con expresiones que quiten toda culpa por lo sucedido o temor por haberlo revelado.