Want to make creations as awesome as this one?

More creations to inspire you

OSCAR WILDE

Horizontal infographics

TEN WAYS TO SAVE WATER

Horizontal infographics

NORMANDY 1944

Horizontal infographics

LIZZO

Horizontal infographics

BEYONCÉ

Horizontal infographics

ONE MINUTE ON THE INTERNET

Horizontal infographics

Transcript

1944-1945batalla de las arednas

1944desembarco de normandia

1943derrota alemana en stalingrado

ç

1942 2 batalla de alamein

1941 batalla de pearl-harbour

1941 inicio operación Barbaroja

1940 invasion alemana de paris

.

1939Invasión de polonia

II GUERRA MUNDIAL

Lucía Trigueros sánchez

La invasión alemana de París, también conocida como la Batalla de Francia, fue un conflicto militar que tuvo lugar durante la Segunda Guerra Mundial entre el 10 de mayo y el 25 de junio de 1940. El objetivo de la invasión era el control de Francia y la ocupación de la ciudad de París. La invasión comenzó con un ataque alemán a través de los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo. Las fuerzas francesas, belgas y británicas intentaron resistir el avance alemán, pero los alemanes lograron infiltrarse en las líneas enemigas y rodear a las fuerzas aliadas en un movimiento conocido como la "bolsa de Dunkerque". El 14 de junio, los alemanes llegaron a las afueras de París y comenzaron un asedio de la ciudad. El gobierno francés, dirigido por el presidente del Consejo, Paul Reynaud, decidió evacuar la ciudad y trasladarse a Burdeos. El 17 de junio, Reynaud renunció y fue reemplazado por el mariscal Philippe Pétain, quien negoció un armisticio con los alemanes el 22 de junio. A los alemanes, les costó tan solo cinco semanas en derrotar a su mayor rival histórico. El 14 de julio de 1940, los alemanes realizaron una marcha triunfal por la ciudad de París. La invasión alemana de París tuvo un impacto significativo en la Segunda Guerra Mundial, ya que permitió que los alemanes tomaran el control de Francia y establecieran un gobierno títere. Además, marcó un hito en la historia europea, ya que por primera vez desde la Revolución Francesa, la ciudad de París fue ocupada por una fuerza extranjera.

La Operación Barbarroja fue el nombre en clave dado por los alemanes a su invasión de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial, que comenzó el 22 de junio de 1941. El objetivo principal de la operación era el control completo de las vastas regiones del Este Europeo, incluyendo Rusia y Ucrania, para expandir el territorio alemán y eliminar la influencia del comunismo soviético. Hitler estaba convencido de que el Ejército Rojo era débil y que la Unión Soviética podía ser conquistada en unas pocas semanas. Sin embargo, la operación Barbarroja no salió según lo planeado, la resistencia soviética fue formidable y los alemanes se encontraron con una dura oposición desde el principio. El Ejército Rojo realizó una retirada estratégica hacia el este, quemando todo lo que dejaba atrás para evitar que los alemanes lo usaran. Las condiciones climáticas adversas y la dura geografía del territorio ruso también jugaron en contra de los invasores, lo que dificultó la movilidad y el suministro de tropas y equipamientos. A pesar de los contratiempos, los alemanes avanzaron profundamente en territorio soviético logrando importantes victorias iniciales y tomando control de grandes ciudades. Sin embargo, la entrada de EE. UU. en la guerra y la entrada de tropas en Europa fueron ventajas que la Unión Soviética hizo valer para su contraofensiva. La operación Barbarroja resultó ser una de las más grandes y terribles campañas militares de la historia, con enormes pérdidas en ambos lados y consecuencias a largo plazo en el desarrollo de la guerra.

La Segunda Batalla de El-Alamein fue un hecho decisivo durante la Segunda Guerra Mundial en el continente africano, ocurrida entre el 23 de octubre y el 5 de noviembre de 1942. La batalla tuvo lugar en El Alamein, al oeste de Egipto, en el sector del desierto egipcio y libio. En esta batalla, las fuerzas británicas lideradas por el General Bernard Montgomery, enfrentaron a las fuerzas alemanas lideradas por el General Erwin Rommel. La batalla fue larga y sangrienta, pero finalmente los británicos lograron ganarla. Antes de la Segunda Batalla de El-Alamein, el ejército alemán estaba en control de gran parte de Egipto y la ruta hacia el Canal de Suez. La victoria británica en esta batalla les permitió recuperar el control del norte de África y socavar las fuerzas del Eje en todo el Mediterráneo. La táctica de Montgomery en la Segunda Batalla de El-Alamein fue simplemente agotar a Rommel y desgastar su capacidad de lucha, aunque los británicos también contaban con nuevas y poderosas armas, incluidos tanques y proyectiles. La victoria británica también fue importante porque cambió la percepción del público de la guerra. Hasta ese momento, la moral del Reino Unido estaba luchando para mantenerse después de una serie de derrotas. Pero la victoria en El-Alamein les dio esperanza.

La batalla de Stalingrado fue una de las batallas más sangrientas e importantes de la Segunda Guerra Mundial. Se llevó a cabo entre el 23 de agosto de 1942 y el 2 de febrero de 1943 y fue librada entre el ejército alemán y las fuerzas soviéticas en la ciudad de Stalingrado, ubicada en el sur de Rusia. El objetivo de la operación alemana era tomar el control de la ciudad, ya que su posición estratégica era vital para el suministro de petróleo y otras materias primas. El ejército alemán, liderado por el General Paulus, avanzó rápidamente hacia la ciudad y logró penetrar en sus defensas. Sin embargo, a medida que la batalla continuaba, las fuerzas soviéticas resistieron ferozmente y comenzaron a contraatacar. A finales de noviembre, las fuerzas alemanas se encontraban rodeadas y atrapadas dentro de la ciudad. Después de meses de intensos combates y sufrimiento físico y emocional, el ejército alemán se rindió el 2 de febrero de 1943. Fue una derrota decisiva para los alemanes y significó el inicio del declive de su poder militar en la Segunda Guerra Mundial. La batalla de Stalingrado fue la primera gran derrota de los alemanes en la guerra y también fue un punto de inflexión en la guerra en el frente oriental. La victoria soviética en Stalingrado inspiró una renovada confianza en el ejército rojo y en todo el pueblo soviético, y marcó el comienzo de la ofensiva soviética en todo el frente oriental.

La invasión de Polonia fue un conflicto armado que se desencadenó el 1 de septiembre de 1939 cuando las tropas de la Alemania nazi, lideradas por Adolf Hitler, invadieron el territorio polaco. La invasión fue el evento que inició la Segunda Guerra Mundial. La incursión alemana en Polonia se produjo después de que se rompieran los acuerdos de no agresión que se habían establecido con Polonia y Gran Bretaña. Estos acuerdos garantizaban la integridad territorial de Polonia frente a las ambiciones expansionistas de Alemania. Los alemanes utilizaron una estrategia de guerra relámpago, que les permitió tomar el control de una gran parte del territorio polaco en cuestión de días. Además, la Unión Soviética también invadió Polonia desde el este el 17 de septiembre y ocupó territorios que habían sido cedidos a ella en el pacto Ribbentrop-Molotov. Esta invasión causó una respuesta inmediata por parte de Francia y Gran Bretaña, que declararon la guerra a Alemania el 3 de septiembre de 1939. La invasión de Polonia por la Alemania nazi fue el inicio de una guerra que se extendió por toda Europa y que costó la vida a millones de personas.

El desembarco de Normandía fue una operación militar llevada a cabo por los Aliados en la Segunda Guerra Mundial el 6 de junio de 1944. La operación se llamó Operación Overlord y fue planificada durante meses antes de que se llevara a cabo en la costa norte de Francia. El objetivo del desembarco era establecer una cabeza de playa en la costa francesa para permitir que las fuerzas Aliadas avanzaran hacia el interior de Europa. La operación involucró a miles de soldados de varias naciones aliadas, incluyendo Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá. Los soldados desembarcaron en cinco playas de la costa de Normandía, conocidas como Omaha, Utah, Gold, Juno y Sword. Los soldados enfrentaron una fuerte resistencia de las tropas alemanas que defendían la costa. Sin embargo, gracias a la habilidad y coraje de los soldados aliados, pudieron asegurar un pie de playa y comenzar a avanzar hacia el interior de Francia. El desembarco de Normandía fue un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial, ya que permitió a los Aliados abrir un nuevo frente en Europa occidental y eventualmente derrotar a las fuerzas alemanas. El éxito de la operación mostró la importancia de la planificación cuidadosa, la coordinación entre las fuerzas Aliadas y el valor y dedicación de los soldados que lucharon en la operación.

La batalla de Pearl Harbor fue un ataque sorpresa llevado a cabo por la Marina Imperial Japonesa contra la base naval de los Estados Unidos en Pearl Harbor, Hawái, el 7 de diciembre de 1941. El ataque fue el resultado de la tensión en las relaciones entre los Estados Unidos y Japón debido a las políticas expansionistas y agresivas del gobierno japonés en Asia. El ataque sorpresa comenzó poco antes de las 08:00 horas de la mañana, cuando los aviones japoneses atacaron la base naval de Pearl Harbor. Los japoneses utilizaron aviones de combate, bombarderos y torpederos, que atacaron por sorpresa a los barcos y aviones estadounidenses que se encontraban en el puerto. El ataque duró alrededor de dos horas y resultó en la destrucción de más de la mitad de la flota norteamericana del Pacífico, así como en la muerte de 2.403 soldados y civiles y el heridas a unos 1.178 más. El ataque sorpresa llevado a cabo por Japón causó una gran conmoción en los Estados Unidos y llevó a la entrada del país en la Segunda Guerra Mundial. El presidente Franklin D. Roosevelt declaró que el ataque fue "un día que vivirá en la infamia" y el Congreso de los Estados Unidos declaró la guerra a Japón al día siguiente. Este evento también llevó a una gran movilización de la sociedad estadounidense en apoyo al esfuerzo bélico y a la entrada de los Estados Unidos en una guerra que cambió el curso de la historia.

La Batalla de las Ardenas, también conocida como la Ofensiva de las Ardenas, fue una de las batallas más importantes y sangrientas de la Segunda Guerra Mundial. Tuvo lugar en el invierno de 1944 en el bosque de las Ardenas, que se extiende a través de Bélgica, Luxemburgo y Alemania. La batalla duró del 16 de diciembre de 1944 al 25 de enero de 1945. La ofensiva fue lanzada por el ejército alemán y fue su última gran ofensiva en la guerra. Los alemanes esperaban romper las líneas aliadas y recuperar algunos de los territorios que habían perdido en Europa Occidental. Las fuerzas alemanas estaban lideradas por el general Gerd von Rundstedt y contaban con un enorme número de tropas y armamentos. Los aliados, liderados por el general Dwight D. Eisenhower, fueron tomados por sorpresa por la ofensiva alemana. Debido al frío y la nieve, la logística aliada fue muy afectada, lo que dificultó la respuesta inicial. Además, el general británico Bernard Law Montgomery y el general estadounidense George S. Patton tuvieron desacuerdos sobre cómo gestionar la batalla. A pesar de estos obstáculos, los aliados finalmente pudieron detener la ofensiva alemana. La intervención de las fuerzas aéreas aliadas, que destruyeron numerosos puentes y convoys alemanes, y la contrataque de las fuerzas aliadas fueron clave en la victoria final. La batalla terminó con la retirada alemana, la colaboración de la resistencia local y la captura de cientos de soldados alemanes. La batalla fue una verdadera carnicería, con más de 80.000 muertos entre ambos bandos. Las Ardenas también se convirtieron en el escenario de numerosos crímenes de guerra, incluyendo ejecuciones masivas de soldados y civiles por parte de ambos bandos. La Batalla de las Ardenas fue una de las batallas más emblemáticas de finales de la Segunda Guerra Mundial y ha sido recordada por su brutalidad y sus consecuencias para todos los implicados.

CON ESTESUCESO SE DIÓ COMIENZO A LA 2ª GUERRA MUNDIAL