Want to make creations as awesome as this one?

More creations to inspire you

Transcript

Principales responsabilidades en el gobierno de las organizaciones de la sociedad civil

Formular, desarrollar y acordar las políticas institucionales

Aprobar y monitorear los programas y servicios de la organización

Fortalecer y promover la imagen pública de la organización y servir de puente entre esta y la sociedad

Seleccionar a la persona que ocupará el cargo de dirección general y evaluar su desempeño

Cumplir con los requisitos legales existentes

Asegurar la formulación de un adecuado plan estratégico de la organización

Determinar la misión y los objetivos de la organización

Asegurar los recursos adecuados y la sustentabilidad económica de la organización

Monitorear el desempeño financiero de la organización y proteger su patrimonio

Fortalecer y evaluar su propio desempeño

  • El Consejo Directivo debe asegurarse de contar con una definición clara y concisa de la misión de la organización (en que consiste, quienes la componen, a quién sirve, que es lo que intenta lograr, y por qué esto es importante) y, también, de que cada uno de sus miembros la comprenda y apoye.
  • El Consejo Directivo debe explicitar los valores y el propósito de la organización, además de evaluar la misión periódicamente para verificar su relevancia, pertinencia, viabilidad y factibilidad.

  • Las políticas institucionales son los enunciados generales que sirven de guías orientadoras para tomar decisiones y expresar los límites dentro de los cuales las acciones deberán ser desarrolladas.
  • Pueden referirse a temas tales como los fines de la organización, las responsabilidades del personal, la relación entre el Consejo Directivo y el personal, o el mismo proceso de gobierno.
  • El Consejo Directivo debe determinar de manera explícita cuáles serán los principios que deberán ser utilizados y servirán de guía para distribuir autoridad, organizar su funcionamiento y conducir la organización.

  • Considerar cómo adecuar la entidad a las necesidades y oportunidades que presenta el contexto, y determinar acciones que permitan avanzar en el logro de la misión en función de la realidad externa, las capacidades reales de la organización, y su potencial de desarrollo.
  • La formulación de un plan estratégico permitirá definir el conjunto de acciones que se desarrollarán, integrando fines y objetivos generales de la organización, las políticas centrales y los principales programas en un conjunto coherente y articulado.
  • Definir las principales acciones necesarias para alcanzar el futuro deseado para la organización es una responsabilidad indelegable de los Consejos Directivos.

  • El Consejo Directivo es responsable de decidir qué programas o servicios, entre todos los que la organización puede ofrecer, son los más consistentes con la misión.
  • Debe desarrollar mecanismos para determinar la factibilidad, viabilidad y sustentabilidad de los nuevos programas y servicios propuestos, además de monitorearlos para asegurar su calidad y correcto funcionamiento.
  • En forma periódica deben evaluarse el desempeño, los resultados y el impacto de los programas y servicios existentes para decidir su continuación, expansión o finalización.

  • El Consejo Directivo debe desempeñar un rol activo en definir las principales estrategias de financiamiento de la organización, involucrándose en acciones de recaudación de fondos para la organización, aún cuando exista personal asignado a la ejecución de esta tarea.
  • Los miembros del Consejo Directivo pueden, por ejemplo, realizar contribuciones personales a la organización, solicitar el apoyo de amigos o colegas, y facilitar el acceso a otras personas, empresas y fundaciones que podrían brindar apoyo.
  • El Consejo Directivo debe asegurar la existencia de una estrategia de desarrollo de recursos económicos que permita a la organización cumplir con su misión en forma sostenida a lo largo del tiempo.

  • El Consejo Directivo debe analizar y aprobar el presupuesto de la organización, y asegurarse que los recursos se gestionen y administren de manera eficiente y responsable.
  • Es fundamental mostrar las “cuentas claras” de la organización, haciendo disponibles sus estados contables a los actores críticos y el público en general.
  • La protección del patrimonio implica también la verificación de las responsabilidades y riesgos que contrae la organización en cualquier contrato o convenio con terceros.

  • El Consejo Directivo es responsable del cumplimiento de las normas establecidas por las leyes vigentes, y por las autoridades de control competentes.
  • El Consejo Directivo debe velar porque todos los documentos de gobierno estén en orden y al día, y que los archivos institucionales sean revisados y actualizados periódicamente.

  • El Consejo Directivo debe definir los procedimientos para el reclutamiento, apoyo, evaluación y remuneración de esta persona.
  • Debe definir y establecer su relación con el responsable de la gestión operativa y con quienes ocupan los cargos ejecutivos centrales, en términos que potencien el funcionamiento de la organización.

  • Los integrantes de un Consejo Directivo provienen de contextos y sectores variados de la comunidad, por lo que deben trabajar activamente por el desarrollo de la imagen de la organización frente a sus actores críticos y a la comunidad.
  • Debe mantener informados a actores externos a la organización, tales como empresarios, periodistas, funcionarios públicos y otros líderes, acerca de las actividades y planes de la misma.
  • Los Consejos Directivos deben vincular a la organización con su contexto, permitiéndole una adecuada identificación de tendencias, procesos y situaciones coyunturales que presenta la realidad en la que opera la organización.

  • Un buen Consejo Directivo está integrado por individuos que pueden brindar sus capacidades, experiencia, perspectivas y tiempo a la organización.
  • El Consejo Directivo debe tener un plan para seleccionar y reclutar a las personas más apropiadas para integrarlo. También debe asegurarse de que cada miembro esté orientado y actualizado respecto a las cuestiones prioritarias de la organización.
  • En la medida en que realice periódicamente evaluaciones de su propio funcionamiento, estará estimulando en el personal una actitud de aprendizaje organizacional permanente.